Historia

Año 2000: El tiempo de la PIPA

El año 2000 algunos jesuitas y laicos toman la iniciativa de crear una oficina de atención de migrantes en Chile. A partir de los años ‘90 la migración peruana había comenzado a crecer y las condiciones laborales, de vivienda y de acceso a los derechos sociales eran muy precarias.

En las dependencias de la Parroquia Jesús Obrero (que está a un costado del Santuario del Padre Hurtado y del Hogar de Cristo) se instala una oficina de atención social y legal. Además se hacen visitas domiciliarias, sobre todo en los barrios cercanos de Estación Central, donde comenzaban a establecerse las personas migrantes. Junto a lo anterior, equipos de voluntarios vinculados a la CVX (Comunidad de Vida Cristiana) salen a la Plaza de Armas a entregar información y se juntan a borrar rayados xenófobos en los muros de las calles de Santiago. La parroquia se abre a la celebración de fiestas religiosas típicas del Perú, como el Señor de los Milagros. Al poco tiempo, se contrata una primera profesional para la atención directa de personas.

Esta primera iniciativa se llamó PIPA (Pastoral de Inmigrantes Pedro Arrupe), en recuerdo del Padre General de los Jesuitas que en 1980 había fundado el Servicio Jesuita a Refugiados (SJR).

peto_sjm-960x639 copia-2

Hacia la profesionalización de la organización

El año 2007 se lleva a cabo una primera evaluación externa de la marcha de la PIPA con el objetivo de evaluar el trabajo realizado y reflexionar acerca de las eventuales potencialidades de la organización. Se toma la decisión de contratar más profesionales y de cambiar las oficinas de la organización a un recinto distinto de la parroquia. Nuevos profesionales, practicantes y voluntarios vienen a reforzar el trabajo de la PIPA.

La constitución de una Fundación sin fines de lucro

La organización deja la parroquia el año 2008, cuando la Compañía de Jesús pone a disposición de la PIPA una casa en la calle Vidaurre, en el centro de Santiago. Junto con el cambio de lugar, se decidió el cambio de nombre a Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) de modo de facilitar el trabajo en red con el SJM de diversos países de la región. El 30 de junio de 2010 se inscribió la Fundación Servicio Jesuita a Migrantes.

mujer_bebe copia

Año 2009: Se abre una oficina en Arica

La Compañía de Jesús tiene presencia de más de 50 años en Arica, una zona caracterizada por la migración circular entre los países de la triple frontera Bolivia, Perú y Chile. Las parroquias encomendadas a los jesuitas habían comenzado ya un trabajo pastoral con comunidades migrantes. En una conversación entre la comunidad jesuita de Arica, el padre Provincial y el SJM, se toma la decisión de abrir una oficina local del SJM para favorecer el trabajo de inclusión de los migrantes en la región.

Año 2012: Ciudadano Global

Ese año, la Fundación deja el espacio de la calle Vidaurre y se muda al edificio Pedro Arrupe en Lord Cochrane esquina Alonso Ovalle que, recién inaugurado, congrega a varias obras de la Compañía de Jesús. Durante ese mismo tiempo y con la colaboración de una consultora, se decide cambiar la marca al nombre de fantasía Ciudadano Global. El nombre jurídico de la fundación seguía siendo Servicio Jesuita a Migrantes. Durante esos años, coexistieron las marcas SJM y Ciudadano Global, con cierto grado de confusión. En ese tiempo, la organización estaba estructurada en torno a tres áreas: Social y Legal; Sensibilización; Incidencia.

campamento_antofagasta copia

Año 2013: Se abre una oficina en Antofagasta

La Segunda Región, acostumbrada a la migración sobre todo boliviana, comienza, hacia fines de la primera década de los años 2000, a recibir una creciente migración colombiana, en particular de personas provenientes de la zona del Pacífico de Colombia.

Un jesuita, una psicóloga y una trabajadora social fueron los encargados de poner en marca una oficina local del SJM. Comenzaron con atención social, construyendo redes y diseñando un programa de talleres de educación intercultural en establecimientos donde estudiaban niños extranjeros. La alta demanda de trabajo obliga al equipo de Antofagasta a consolidarse y crecer rápido para poder atender los crecientes flujos migratorios.

 

Año 2015: Retorno a la marca SJM y planificación estratégica nacional

Aun con los costos que implica un cambio de marca, la organización toma la decisión de dejar la marca Ciudadano Global y volver al nombre Servicio Jesuita a Migrantes (SJM). La razón principal de este cambio radica en favorecer el trabajo en red igualando el nombre de la organización al resto de las oficinas de América Latina y el mundo.

A mediados de año, el SJM se concentró en un proceso de planificación estratégica 2015-2020, elaborando una nueva misión, visión y principios; estableciendo objetivos estratégicos y reorganizando la fundación en cinco áreas con varios programas cada una. El resultado de esa reorganización es lo que se encuentra en esta página web.

 

 

Recibe nuestro Boletín Semanal

¿Dónde Estamos?

Arica

José Miguel Carrera 1515, Oficina 6, Arica
+56582474583
arica@sjmchile.org

Antofagasta

14 de Febrero 2589, Antofagasta
+56552229580
antofagasta@sjmchile.org

Santiago

Lord Cochrane 104, Santiago
+56228387560
santiago@sjmchile.org